2 meses.

Es lo que le queda de vida a este blog. 3 meses a lo sumo.
Después de un año lleno de horribles exámenes e interminable burocracia parece que al fin sale un poco de luz. 
Todo indica que los más probable sea que en verano cruce el charco, para cursar un Master en la orillas del lago Michigan. 
Será un duro año de abstinencia absoluta de olas y nieve, pero espero que esté lleno de valiosas sorpresas.
Veremos qué nos depara el futuro...
Mientras tanto a rezar para que nos entren olas!!

Foto: Ángela