Y sin domingueros en el medio.

Viendo el estrés de los últimos baños en Laga coger la bici es una maravilla. No tienes que pelear por nada y lo máximo que te puede arroyar es un pájaro despitado.
En fin, a ver cuándo llegan las marejadas en las que todos se van a Ogeia y estamos solos en nuestros queridos cerrotes del peñón.
Unas capturas de la vuelta de esta tarde.
Mañana video sorpresa!









1 comment: